Piso en venta en Hendaya, Ref. ART3

Características del piso

Referencia:
ART3
Precio:
Consultar
Tipo:
Piso en venta
Situación:
Hendaya - Pirineos Atlánticos (francia)
Última actualización:
10/08/2022 12:20:57

Descripción

Yo, ilusa de mí, quería plantearos algo ameno en esta tercera entrega por capítulos de “SOCORRO, FRANCIA, ¿QUÉ PUEDO HACER CON ESTO?”. Lamento deciros que me ha salido el tiro por la culata.

Hoy toca hablar de PLUSVALÍA, así que ya podéis echaros a temblar porque vuestras ganancias van a ser atacadas por un monstruo implacable, hambriento y voraz, que se va literalmente a tragar una parte sustanciosa de lo que hayáis podido ganar invirtiendo en ladrillo en el país vecino.

Planteado así da miedo, lo sé. No es que yo pretenda ser una aguafiestas de primera magnitud, no. Simplemente, quiero haceros ver que esto no es una broma y más os vale consultar cuánto va a llevarse “papá estado galo” antes de poneros a vender a ciegas.

Para entender mejor la cuestión, vamos a partir de un concepto básico: en Francia existe una gran tradición de prestación social, que se financia entre otras cosas gracias al pago de impuestos. Algo así como Robin Hood haciendo de las suyas en el bosque de Sherwood. Sólo que en este caso a quien van a desplumar es a vosotros, ya que tenéis que pasar por ahí de todos modos si queréis vender vuestra propiedad.

No obstante, como aquí el que no se consuela es porque no quiere, también tiene sus lados positivos el vender algo en Francia no siendo nacional o residente en dicho país. ¿No lo sabíais? ¿No me creéis? Pues prestad atención: una parte importante de lo que aquí llamamos impuesto de plusvalía (erróneamente, por cierto) corresponde a contribuciones sociales cuyo objeto es reducir el déficit de la seguridad social francesa. Y aquí viene la buena nueva: quien no esté sometido al pago del régimen de seguridad social francesa, tampoco lo estará al pago de la contribución social en cuestión. O por lo menos no en la misma medida que los nacionales o residentes en el país de Molière. ¡Yupiiiiiiiiiiiiii!

Un ejemplo para quienes aún no lo ven claro: por vender su segunda residencia en Francia, un parisino paga más impuestos que un madrileño. Sí, de verdad, no es broma.

¿Y cuánto exactamente? os preguntaréis quizá algunos de vosotros. Pues depende, como la canción…

¿Y de qué depende? Pues sobre todo del uso de la propiedad, y del tiempo que hace que sois propietarios.

La venta de la residencia principal, por ejemplo, está exenta del pago del impuesto. En el caso de segunda residencia, si se vende pasados más de 22 años desde que se adquirió, sólo estará sometida al pago de contribución social. Y si la venta se produce pasados más de 30 años, ya no hay impuesto que pagar.

Como veis, la cosa tiene sus matices, aristas y redondeces. Lo mejor, como siempre, es recopilar la documentación de que os hablé en capítulos anteriores, y pedir a un profesional que os haga un estudio preliminar para calcular en cuánto puede venderse vuestra propiedad, y cuántos impuestos vais a tener que pagar por la ganancia obtenida. Esta es la mejor manera, sin duda, de evitar sorpresas desagradables a última hora.

Así que si estáis en esta situación y necesitáis ayuda, ya sabéis cómo poneros en contacto con nosotras.

¡Gracias por leernos y hasta la próxima!

Calificación energética

Pendiente de obtención

Situación aproximada de este piso

Ver en Google Maps 
Piso en venta en Hendaya
Venta
Consultar
Hendaya - Pirineos Atlánticos (francia)
Ref. ART2
 0 m2
Piso en venta en Hendaya
Venta
Consultar
Hendaya - Pirineos Atlánticos (francia)
Ref. ART1
 0 m2
Piso en venta en Hendaya
Venta
Consultar
Hendaya - Pirineos Atlánticos (francia)
Ref. ART0
 0 m2